“Tu nombre es una herida que supura en mi memoria. Tu risa es una bomba que no se desactivar. Hablar de amor contigo es encerrarse en una noria. Querernos es subir a un tren que nunca va a arrancar.

Tenías el cordón yo solo era la peonza. Así entendí que nadie sale intacto del amor. Cansado de que no pusieras nombre a nuestra historia. Me fui a ninguna parte a terminar esta canción…” (Marwan)

Si lo deseas, puedes ver aquí mi portfolio de retrato pictórico.