” Las personas grandes me aconsejaron que dejara a un lado los dibujos de serpientes, boas abiertas o cerradas y que me interesara un poco más en la geografía, la historia, el cálculo y la gramática.

Así fue como, a la edad des seis años, abandoné una magnífica carrera de pintor… Debí pues elegir otro oficio y aprendí a pilotar aviones…” (El Principito)

Si lo deseas, aquí puedes ver mi portfolio de fotografía infantil.